CAMBIAR EL CILINDRO DE LA CERRADURA DE UNA PUERTA

cerraduras

Muchas veces podemos encontrar inconvenientes con  nuestras cerraduras, dado que estas por el excesivo uso pueden comenzar a trabarse o bien a presentar problemas en cuanto a su cerrado o apertura.

Es por ello, que siempre es conveniente proceder al cambio de los cilindros con el fin de:

  • Alternar el uso de las cerraduras, por ejemplo, no es la misma frecuencia de uso que presenta la cerradura de la puerta de la entrada, a la cerradura de tu cuarto, o bien la cerradura de la puerta del jardín.

Porque es menester siempre realizar los cambios a finde brindarle una mayor vida útil a las cerraduras.

  • De igual forma, debes comprender que las cerraduras necesitan cierto mantenimiento ya que dentro de las mismas, muchas veces se acumula el polvo y la mayoría de sedimentos lo que constituye un serio problema para poder abrir y cerrar las mismas.

Es por ello que hoy vamos a darte una serie de consejos sobre cómo cambiar los cilindros de tus puertas tú mismo de forma sencilla y fácil sin necesidad de recurrir al servicio de un cerrajero experto.

Lo primero que debes tener en cuenta antes de comenzar la labor de cambiar tu mismo los cilindros es los siguientes:

  • La igualdad de marcas entre los cilindros a cambiar, ya que así estos tienen el mismo mecanismo de extracción, es decir, los cilindros deben ser de la mismas marca, bien sea Cisa o Azbe por mencionarte algunas.
  • En cuanto al cambio, es necesario que tengas todos las herramientas que te mencionamos para que puedas llevar a cabo y de forma satisfactoria la actividad de cambio de los cilindros, como también puedas solventar la situación de forma inmediata.

Ahora bien una vez que te demos los consejos, te ofrecemos a continuación el método para cambiar de forma sencilla los cilindros de la puerta.

  • Primero debes abrir la puerta, y luego proceder a cerrar la cerradura pero con la puerta abierta, es decir, así vas a dejar el cilindro cerrado de modo tal que el pestilo se encuentra dentro de la cerradura.
  • Una vez hecho esto, lo cual debes hacerlo en las dos puertas, debes proceder a buscar un martillo, un destornillador y un taco de madera no necesitas que este sea muy grueso sino que por el contrario sea delgado pero de madera resistente.
  • Ahora bien, en caso de que el cilindro este sostenido con tornillos procede a despejarlos, sino logras retirar el tornilla por presencia de sedimento, haz lo siguiente, con anticipación pasa una toalla con aceite sobre la cerradura déjalo secar por espacio de 10 a 15 minutos, esto permitirá que todo sedimento del exterior se ablande junto al aceite.

Te aconsejamos este artículo del Levante-emv que te da consejos, si al final decides llamar a un cerrajero.

Después con la ayuda de un paño suave procede a retirar toda clase de sedimento quede, asegúrate de retirar todo sedimento como también todo rastro de aceite que haya en esta.

El hecho de que dejes el aceite un tiempo en la cerradura también te permitirá que este ingrese dentro de la misma, y pueda ablandar las partes internas, pudiendo así retirar la cerradura con mayor facilidad.

Ahora bien una vez hecha esta limpieza retira los tornillos, si los tornillos que esta disponen están muy duros, te aconsejamos buscar destornilladores imantados en las puntas, o bien con la ayuda de un imán frota la punta del destornillador con el fin de que este pueda ayudarte a fijar el tornillo y poder girarlo con mayor facilidad, una vez retirado todos los tornillos, ya podrás retirar la cerradura.

  • Con la ayuda del trozo de madera colócalo frente a la cerradura, luego procede a darle pequeños golpes con el martillo y veras como esta poco a poco como el cilindro se va saliendo de la cerradura, en cuantos a los golpes te aconsejamos lo siguiente:

-Asegúrate de tenerun ayudante, alguien que te colabore sosteniendo la puerta, para evitar que los golpes sean imprecisos y no vayas a ocasionar daños a la cerradura en total o bien vayas a ocasionar daños en lo que respecta los materiales de la puerta, además los golpes pueden acarrearte problemas de desnivelación o bien inconvenientes con las bisagras.

Si no tienes quien te colabore tranquilo, ayúdate con las piernas y procede a ello con tranquilidad.

-Para ser más preciso es preferible que coloques el trozo de madera gusto en la parte donde introduces la llave, luego procede a dar golpes con el martillo de forma proporcional en fuerza, puedes realizarlos de forma suave pero constante, para ayudarte puedes darle con el martillo acostado.

Considera hacer el mismo procedimiento en ambas cerraduras donde vas a intercalar las llaves.

Luego procede a introducir el cilindro en la cerradura, esto lo vas a hacer con las mismas herramientas que empleaste para extraer el cilindro, solo que el proceso es diferente y con mayor cautela presta atención.

Coge el cilindro y trata de encajarlo en el agujero de la cerradura, luego procede y a ejercer presión sobre el mismo de modo tal que quede ajustado en la misma aunque sea un poco, con la ayuda del martillo acostado vas a darle unos pequeños golpes en la medida que veas que el cilindro va encajando en la cerradura, para terminar de acomodarlo puedes optar por ayudarte con el trozo de madera, aquí los golpes o presiones los puedes realizar solo con este ya que solo necesita es presionar para obtener la introducción del cilindro en la cerradura.

cerraduras

Be the first to comment on "CAMBIAR EL CILINDRO DE LA CERRADURA DE UNA PUERTA"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*